Comida y Redes Sociales

Siempre se dice que la comida entra por la vista y ahora un gran número de personas también “come” desde sus Smartphone, contando sus experiencias através de redes sociales, incluso antes de levantar un tenedor.

Un reporte de Mintel, el año pasado sobre tecnología en los restaurantes en EEUU., entregó que 29.2 millones de personas publicaron en un solo mes una foto de comida o bebida en las redes sociales.  Y según la compañía de tecnología y medios The next web,  las fotos de comida son la segunda categoría más popular en Instagram

Todo se reduce a una conclusión: Los restaurants y los cafés no solo tienen que impresionar a la persona que se sienta a la mesa, sino también a los potenciales clientes que ven la foto de la comida aparecer en sus diversas redes sociales

LAS FOTOS DE COMIDA SON LA SEGUNDA CATEGORÍA MÁS POPULAR EN INSTAGRAM

 

Los restaurantes que impulsan la fotografía de la comida con planificación estratégica de los menús y con un énfasis aún más fuerte en la presentación, pueden cosechar los beneficios de lo que esencialmente es una herramienta barata de marketing –publicidad gratis y convincente generada por el cliente.

Las razones de por qué un consumidor comparte una foto de su comida pueden variar.

A veces, es simplemente llevan un “diario de lo que comí hoy”. Otras veces es porque la presentación en sí de la comida tiene un mérito artístico que el comensal desea compartir.

Pero lo más frecuente es que sea debido a una ocasión especial o la naturaleza social de sentarse con los amigos y la familia alrededor de la mesa. Así de simple, la gente ama tomarse y compartir fotos de sus celebraciones, de las cuales la comida es uno de los protagonistas.

Hay muchas formas en las cuales los restaurantes pueden capitalizar esa ansia de compartir las fotos de la comida.

 

Los Menús que presentan comidas que la gente sabe que pueden ser compartidas se prestan para ser compartidas en redes sociales, así como ingredientes que agregan “dramatismo” a un plato. Por ejemplo, un buen mozzarella estirado al levantar la pizza (de las cuales hay 19.5 millones en Instagram).

Muchos restaurantes han marketeado exitosamente sus negocios a través de sus propias incursiones al compartir sus platos en línea.

 En marzo, Darren Robertson, uno de los chef top de Australia, le dijo al Australian Financial Review(AFR) que su restaurant Three Blue Ducks publicaba frecuentemente a sus 32.000 seguidores de Instagram, siendo los postres los más populares

“Los postres son muy instagrameables, la gente se vuelve loca por ellos” dijo.

El crítico Terry Durack hizo eco de la importancia de que los restaurants compartan en línea diciéndole a AFR que sitios como Instagram son “perfiles visuales del menú, estilo y filosofía delrestaurant"

“Encontramos los restaurants en línea, reservamos nuestros restaurants en línea. Es la economía del compartir, queremos saber en que está todo el mundo y contarles qué estamos comiendo”

Mintel
Instagram
AFR